si te gusta, sígueme. GRACIAS POR PASARTE

miércoles, 4 de abril de 2012

no es perfección, es utopía.

¿En qué sociedad vivo? Me pregunto. Vivo en aquella donde la educación no es más que tener un mínimo de cultura, donde lo justo, es injusto, donde la felicidad de un individuo está en el dinero. En una sociedad, donde el engaño, la mentira y la violencia, están presentes. Buscas la perfección, cierras los ojos, y te paras a pensar. ¿qué sería de una sociedad donde las mentiras son verdad?, ¿donde la felicidad de un individuo, no esté en el dinero, sino en tener una buena salud, unos valores, unos derechos, que en otros países, o en otras épocas no se tenían. Donde la igualdad, no se valore por el sexo, sino en que tanto hombres como mujeres consigan un digno trabajo. El evitar sentirse superior por tener mejor formación que otra, creerse alguien por tirar un papel al suelo y ver como alguien tiene que recogerlo, el hablar con desprecio a personas que se merecen un mínimo de educación, tirar la comida día sí día también mientras que otros mueren de hambre. Sí, hablo de respeto. Poder vivir en un lugar, donde expresar tus opiniones, sentimientos, y tus quejas. En definitiva, un lugar donde haya libertades. Una sociedad, donde la bondad esté presente, donde dar, no es querer recibir, sino querer ayudar. Donde la empatía, es más que una palabra, más que una ayuda, más que saber entender. Vivir en una sociedad en la que si no hay esfuerzo, no hay recompensa, en donde tener esperanzas, te haga no tirar la toalla, ser fuerte evitando caer en el primer obstáculo. Tener un mínimo interés, la fuerza, para conseguir un objetivo. Estar en una sociedad, donde no vives para ti, sino que también para los demás, donde dar una mano, es ofrecerle a los demás tu camino, donde escuchar, no es estar sordo, y abrazar, no es dar una palmada en la espalda, sino un gesto de cariño, al fin y al cabo, hablando de generosidad. Donde agradecer, no es dar las gracias, sino tener un mínimo de gratitud. una sociedad donde pedir perdón, no es una palabra como otra cualquiera, no es pedirlo, si se va a repetir, ni decirlo, sino se va a sentir… una sociedad donde la gente, considere la solidaridad, como un valor. Donde haya valores que se cumplan, esto es realmente, una gran utopía.

1 comentario:

  1. Debemos adaptarnos a esta sociedad o ser infelices por siempre.

    ResponderEliminar

GRACIAS!