si te gusta, sígueme. GRACIAS POR PASARTE

jueves, 31 de enero de 2013

vomitando palabras

Se asoma a la puerta la tristeza, sin mirar por la mirilla decidí abrir la puerta; Ésta me cogió de la mano, y sin opción a huir, me llevó a su mundo de engaño, dolor, y angustia.
Intento matar a la pena, pero sin embargo es ella la que me mata a mí lentamente, mientras que la desesperanza evita mi fuga sin dejarme apenas respirar, a su vez, me estremece el vértigo invitándome al fracaso;
Niego jugar con la soledad, pero es ella la que siempre me escoge para formar un equipo, y completando este día, otra noche en el umbral de la locura, asomo a los miedos que hoy en día me derrotan, tratando de conquistar mis ganas de salir adelante, mis ganas de sonreír…

lunes, 28 de enero de 2013

escarchadas quedaron las frutas del árbol que cayó muerto

Ahora sólo queda mirar aquellas máscaras que fingen ser los otros;
Los que fuimos antes de comenzar a desangrarnos por los ojos, tiñendo la nieve que se desprendía del techo, estrepitosamente silenciosa.
Hoy, el sol ya no me llama a la puerta, dejé de recibir su calor, el brillo que deslumbraba en mi ventana, desde que me despertaba cada mañana.
Finjo ser quien era, para evitar quedarme atrapada de aquellos escombros que me dejan enterrada, ahogándome entre lágrimas, que jamás fueron deslizadas por esa carita empapada…

viernes, 25 de enero de 2013

las golondrinas retoman una ciudad con veranos desahuciados

Se muere la ilusión de levantarte día tras día, prolongando fingir que la felicidad se apresure para llamar a tu  puerta, esperanzado de conseguir lo que un día la injusticia se llevó

domingo, 20 de enero de 2013

mi mente no se calla

Crucificados permanecen los sentimientos que aplacan las ganas de seguir soñando en aquel lugar en el que abarcan las sonrisas ilustradas en un mundo de ensueño...

heridas capaces de cicatrizar

Pasaba por la cálida arena de la playa, cuando discutí con mi mejor amiga, ofendida, con un dolor abundante, sin nada que decir, escribí en la arena:Hoy, mi mejor amiga me pegó una bofetada en el rostro.
Seguimos nuestro camino, calladas, cabizbaja, sin nada que decir al respecto. Nos detuvimos en la orilla, para lavarnos la arena, sin caer en la cuenta de que nos alejamos demasiado de la orilla, cuando de manera repentina abundaba mi agobio de no poder respirar, me estaba ahogando, mi amiga, consiguió llevarme a la orilla. Al recuperarme tomé un escalpelo y escribí en una piedra:Hoy mi mejor amiga me salvó la vida.

jueves, 17 de enero de 2013

dijo ser de una amistad

Cuando la conocí tenía 16 años.
Fuimos presentados en una discoteca, por un “chaval”,
que conocí esa misma noche. Fue amor a primera vista. Ella me enloquecía. Nuestro amor llegó a un punto, en el  que ya no conseguía
vivir sin ella. Pero era un amor prohibido. Mis padres no la aceptaron Fui expulsado del colegio y empezamos a
encontrarnos a escondidas. Pero ahí no aguanté mas, me volví loco. Yo la quería, pero no la tenía. Yo no podía permitir que me apartaran de ella. Yo la amaba: destroce el coche, rompí todo dentro de casa y casi maté a mi
hermana. Estaba loco, la necesitaba. Hoy tengo 40 años; estoy internado en un hospital, soy inútil y voy a morir abandonado por mis padres, amigos y por ella.
¿Su nombre?
La Cocaína.
A ELLA LE DEBO MI AMOR, MI VIDA, MI DESTRUCCION Y
MI MUERTE

*no propio.

viernes, 11 de enero de 2013

Orejas sin plástico

Aprecio saber que todavía queda esa persona que todas deseamos, destaca por su nombre, Sofía Martínez, en el que cuando te sientes solo, y lo único que te acompaña es el vacío, ella está presente, para que le susurres al oído, un te quiero y ya te has ido.
Es Sofía Martínez, la que te ilumina esos días grises que no le buscas sentido, y presientes que el mundo se te queda inmenso, tan grande, que nadie es consciente de que estás ahí, en el que tienes esa sensación, de que todo está muerto.
Es de las pocas personas que te abren la puerta cuando está cerrada, para hacerte regresar, y volver a ser un niño, para que vuelvas a encontrarte, con aquel camino del que te has perdido…

·#gracias.
por ella, por que sabe quién realmente soy, y quien dejo de ser.
la quiero.